Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Blog

02 nov 2016

Revisa tus lunares después del verano.

Francisco
Dermatología

-La regla del ABCD se propuso a mediados de los 80 del siglo pasado para favorecer el diagnóstico precoz del melanoma ya que el número de pacientes diagnosticados de forma tardía era lamentablemente elevado y la mortalidad por melanoma se situaba en torno al 30-40% de casos. La mortalidad actual del melanoma se sitúa entorno en torno al 10-15% de casos y este enorme avance es debido en gran medida a su diagnóstico cada vez más precoz.

-La regla ABCD indica que debemos considerar como sospechosos a un lunar asimétrico con bordes irregulares, con coloración de diferentes tonalidades y con diámetro superior a 6mm. Cuantos más de esos puntos se cumplan, mayor será la sospecha.

-Muchos lunares atípicos benignos  cumplen algún punto de le regla ABCD y algunos melanomas incipientes pueden no cumplirlos. Sin embargo la mayoría de lunares atípicos son relativamente estables mientras que la mayoría de melanomas cambian de aspecto y tamaño con el tiempo. Por eso hace más de una década se añadió la E, por evolución (regla ABCDE).

-Algunos expertos han incidido que en los últimos años se empiezan a diagnosticar un número relevante de melanomas  con diámetro igual o inferior a 6mm. Y a su vez han destacado que algunos de estos melanomas  fueron reconocidos por su coloración llamativamente oscura.

-Muchos melanomas siguen diagnosticándose con diámetro superior a 6mm  en ámbitos ajenos a consultas especializadas en diagnóstico muy precoz del melanoma. El objetivo de la regla ABCDE no fue nunca conducir a un diagnóstico de certeza, sino ayudar a reconocer lunares sospechosos que deben ser evaluados con mayor premura por el dermatólogo.

-La regla ABCD debería ser reforzada como la regla ABCD (D) E  donde la D nos indique tantos lunares mayores de 6 mm. De diámetro como lunares llamativamente oscuros o bien ABCDE indicando que la C hace referencia tanto a coloración con diferentes tonalidades, como a coloración llamativamente oscura.

- Nuestra recomendación es que ante la mínima sospecha solicite una consulta con el dermatólogo.